Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra aviso legal.

Bienvenido a la Web de Serginemédica

Teléfono : 915 179 670
  Móvil : 620 91 68 65
  Urgencias : 606 35 96 79

Rajoy no derogará la Ley del Aborto pero introducirá reformas

rajoy y la ley del aborto

Rajoy no derogará la Ley del Aborto pero introducirá reformas

¿Derogarla o reformarla? Todo parece indicar que la intención del Partido Popular no es echar por tierra la Ley del Aborto que entró en vigor en julio de 2010 sino modificarla en caso de ganar las elecciones generales del próximo 20 de noviembre. Así lo ha afirmado el candidato del PP, Mariano Rajoy, en una entrevista concedida a la Cadena COPE.

Contrario a lo que a comienzos del mes de octubre declaró Ana Pastor, ex ministra de Sanidad y secretaria ejecutiva de Participación Social y Bienestar del Partido Popular, refiriéndose a la intención de su partido de derogar la nueva Ley del Aborto por “injusta e innecesaria”, Mariano Rajoy ha asegurado que no será así, sino que simplemente modificará algunos puntos de la norma “porque no soy partidario de hacer tabla rasa de todo”.

En sus declaraciones a la Cadena COPE, ha mostrado su intención de modificar la ley básicamente en dos aspectos. Por un lado, ha dicho, “no acepto que una niña de 16 años pueda abortar sin el consentimiento de su madre o su padre” porque en su opinión eso “es algo de sentido común”.

Asimismo, ha avanzado que van a “buscar una fórmula, en la que ya estamos trabajando, que proteja el derecho a la vida y que sea acorde con la última sentencia del Tribunal Constitucional sobre este asunto”.

Una ley a caballo entre la norma de 1985 y la actual ley del aborto de 2010

Con estas medidas, Rajoy podría sugerir una norma intermedia entre la de 1985 aprobada por el gobierno de Felipe González y la actual aprobada el pasado año si gana las elecciones y forma Gobierno.

En concreto, la norma de 1985 establecía tres supuestos para la interrupción voluntaria del embarazo: violación, malformación y peligro para la mujer. Con respecto a la actual norma de 2010, contempla un plazo máximo de 14 semanas para que la mujer interrumpa libremente su embarazo, hasta las 22 semanas en caso de malformaciones del feto o riesgo para la madre, y pasado ese plazo sólo en casos “incompatibles con la vida”.

Hallar una fórmula a caballo de estas dos normas es algo que, desde la oposición, califican de “retroceso” tal y como expresó Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado 24 de octubre en el acto de presentación de una plataforma de apoyo a asociaciones feministas. “Se ha acabado el tiempo en el que una mujer tiene que poner excusas y pretextos para interrumpir un embarazo”, dijo. En la misma línea contestó la jefa de campaña del PSOE, Elena Valenciano, argumentando que la “idea de avance” del líder de los populares pasa por “parar a las mujeres”.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Su email no sera publicado. *