Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra aviso legal.

Bienvenido a la Web de Serginemédica

Teléfono : 915 179 670
  Móvil : 620 91 68 65
  Urgencias : 606 35 96 79

Un estudio de la universidad de Granada refleja la influencia de roles y estereotipos de género en las relaciones sexuales en la juventud

comportamiento sexual entre chicos y chicas

Un estudio de la universidad de Granada refleja la influencia de roles y estereotipos de género en las relaciones sexuales en la juventud

El estudio se enmarca dentro de un proyecto del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada que trata de analizar la conducta sexual de adolescentes y las diferencias prácticas, según el sexo. El objetivo de esta primera fase del estudio es describir las relaciones sexuales vaginales, anales y orales de adolescentes. Con una muestra de 4.612 jóvenes.

Según los datos, las y los adolescentes inician sus relaciones sexuales a los 15 años, con diferencias por género. Estas diferencias en el comportamiento sexual entre chicos y chicas podría deberse a los roles y estereotipos que la sociedad promueve. Del varón se espera que sea el que tome la iniciativa en la relación sexual y haya tenido más experiencias sexuales. De la mujer todo lo contrario, que se muestre pasiva o evasiva y que “espere” un mayor desarrollo emocional de la relación.

En los resultados obtenidos el método anticonceptivo más utilizado es el preservativo en el sexo vaginal pero no en el sexo oral y anal, lo que podría indicar una mala educación sexual que asocia el uso del condón sólo para evitar embarazos no deseados y no para evitar también las enfermedades de transmisión sexual. Además el 16% de los chicos y el 14% de las chicas no utilizaron el condón en su primera relación sexual vaginal.

Por otro lado, la  “marcha atrás” es utilizada como método anticonceptivo por el 16% de las chicas y el 11% de los chicos. Lo que podría ratificar la existencia de creencias erróneas en la juventud, en cuanto al uso de este método como anticonceptivo efectivo o también una falta de planificación en las relaciones sexuales.

En cuanto a la diferencia de género que se aprecia en el uso del preservativos en la primera relación sexual y en el uso de la “marcha atrás” parece indicar según la investigadora Imaculada Teva que "este dato incide en esa diferencia de género, quizá porque ellas se sienten menos capaces de hablar o de negociar el uso del preservativo con sus parejas”
?

0 Comentarios

Dejar un comentario

Su email no sera publicado. *