Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra aviso legal.

Bienvenido a la Web de Serginemédica

Teléfono : 915 179 670
  Móvil : 620 91 68 65
  Urgencias : 606 35 96 79

Sobre el clítoris y el orgasmo femenino. Algunas ideas que te interesa conocer

orgasmo

Sobre el clítoris y el orgasmo femenino. Algunas ideas que te interesa conocer

Es muy común leer en revistas, en artículos sobre temática sexual que existen dos tipos de orgasmos en las mujeres, el orgasmo vaginal y el clitoriano. Muchas mujeres se preguntan ¿y yo de que tipo soy? Sin embargo desde la educación sexual creemos importante señalar que sólo existe un tipo de orgasmo, tanto para hombres como para mujeres y que es el que nos proporciona el cerebro, que es el protagonista absoluto en el proceso de excitación. Si el cerebro no da permiso, una mujer no puede tener orgasmo (y un hombre tampoco). Es necesario por tanto, tener claro qué es lo que nos excita ya que nuestro cerebro es el primer responsable para poder sentir placer en una relación sexual, estemos solos o acompañados.
 
Si bien es cierto, y es importante resaltarlo, que es el cerebro el que tiene la llave para abrir la puerta de la excitación, el climáx y finalmente el orgasmo. El camino o la vía por la cual se puede conseguir este placer es diversa. Oiremos que hay mujeres que pueden conseguir el orgasmo cuando su clítoris es estimulado, otras que los consiguen cuando tienen penetración, otras pueden conseguirlo sin estimulación manual solo friccionando sus muslos, otras leyendo literatura erótica, etc. Entonces, si hablamos de dos ¿por qué no hablar o nombrar también al resto? Clitoriano, vaginales, literarios, … El pretender reducir el orgasmo a dos tipos únicamente es perdernos una gran diversidad de formas de placer. Es verdad que no muchas mujeres consiguen el orgasmo leyendo simplemente literatura erótica pero tampoco muchas mujeres consiguen el orgasmo única y exclusivamente con la estimulación vaginal. 
 
Por lo tanto, si tenemos un orgasmo durante la penetración puede ser, bien porque se está recibiendo estimulación directa o indirecta del clítoris, bien porque hemos llegado a un nivel de excitación muy elevado, pero muy, muy elevado, que nos hace llegar al orgasmo con penetración sin estimulación del clítoris. En ambos casos, lo que es muy necesario saber es ¿qué prácticas, posturas, estimulación… me hacen llegar a ese estado de excitación? En definitiva conocerse y saber qué nos gusta hacernos y que nos hagan.
 
Alguien se puede preguntar ¿es tan importante el clítoris en el sexo? ¿Para qué sirve? Pues bien, el clítoris no sólo es importantísimo en el sexo de las mujeres también representa el órgano eternamente olvidado, invisibilizado en la sexualidad femenina enfocada únicamente a la reproducción y por lo tanto al pene/vagina. La búsqueda del placer y el goce, asociada culturalmente a “lo masculino”, tiene un protagonista en el cuerpo femenino que es el clítoris.
 
El clítoris tiene una única función, proveer placer a la mujer. En más de un millón de años de evolución humana sólo este órgano cumple únicamente este propósito. Entonces ¿por qué ha permanecido tan oculto? Pues sencillamente porque no sirve para la reproducción e histórica, cultural y socialmente a las mujeres se nos ha asignado un papel enfocado a la reproducción social, ser madres, esposas e hijas, la ciencia (copada por hombres hasta tiempo reciente) no ha estado muy preocupada por su estudio, su visibilización y su conocimiento, más bien todo lo contrario.
 
En relación a esto, es interesante conocer cómo es  la parte interna del clítoris, cómo se extiende en el interior del cuerpo femenino. No fue completamente mapeado y conocido hasta el año 2005 cuando una uróloga Helén O’Connell publicó estudios revolucionarios, en los que demostraba cómo el clítoris no es sólo ese pequeño botón que está en la superficie de la vagina, protegido por los labios, la realidad es que se bifurca internamente recorriendo la vulva y la vagina, de hecho la mayor parte del clítoris se encuentra dentro de la pelvis. Es decir, es mucho más interno que externo. Esta pequeña estructura contiene aproximadamente 8.000 fibras de tejido nervioso y consisten en dos cuerpos cavernosos que cuando están erectos envuelven la vagina por los dos lados como si la estuvieran abrazando.
 
Conociendo el clítoris, su enorme potencial placentero, no nos debe extrañar que cada mujer pueda llevarse a sí misma a un profundo orgasmo con sólo estimularse exteriormente. Con esta información ¿no crees que sea más fácil abrir la imaginación de mujeres y hombres al mundo del placer?
0 Comentarios

Dejar un comentario

Su email no sera publicado. *