Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra aviso legal.

Bienvenido a la Web de Serginemédica

Teléfono : 915 179 670
  Móvil : 620 91 68 65
  Urgencias : 606 35 96 79

El PP llevará en Diciembre al Congreso la regulación del aborto para que las menores, en grave situación de conflicto familiar, no puedan abortar sin consentimiento de los progenitores.

yo decido

El PP llevará en Diciembre al Congreso la regulación del aborto para que las menores, en grave situación de conflicto familiar, no puedan abortar sin consentimiento de los progenitores.

La secretaría de Estado de Igualdad y Servicios sociales, Susana Camarero, ha afirmado que el proyecto de Ley de Protección de la Infancia que reformará la actual regulación del aborto se llevará al parlamento en diciembre. Según Camarero, “estamos esperando los informes de los órganos consultivos,…y en las próximas semanas lo tendremos. Entrará en el Parlamento en diciembre para que, dependiendo de cómo vayan las sesiones en el Congreso y el Senado pueda ver cuanto antes la luz”
 
En relación a este tema, ACAI ha publicado un estudio sobre la situación de estas menores “Mujeres de 16 y 17 años que no han podido comunicar a sus padres la interrupción de su embarazo” entre Enero de 2014 y Septiembre de 2014.
 
Según ACAI “la intención del gobierno es reformar la actual ley del aborto en el aspecto que se refiere a las menores de 16 y 17 años, teniendo estas no sólo que informar a sus tutores legales como ocurre en la actual norma, salvo las que alegan un conflicto familiar grave, sino que serán estos padres y/o tutores, los que tomarán sin excepción, la decisión en nombre de la menor de 16 y 17 años; ya que bajo su parcial criterio las mujeres jóvenes de esas edades “prescinden” de manera sistemática del acompañamiento de sus tutores legales”.
 
Para demostrar que la situación de estas menores, que no informan a sus padres o tutores legales, es realmente minoritaria y excepcional, y no generalizada y sistemática como afirma el Gobierno. ACAI ha realizado un estudio. Con datos y conclusiones muy relevantes como:
•    Del total de IVE’s realizadas en el periodo estudiado, 25.394 (100%), 913 (el 3,60% del total) fueron mujeres de 16 y 17 años. Y de estas menores, 113 (12,38%) abortaron sin conocimiento de sus tutores.
Tan solo 113 mujeres menores NO pudieron informar a su tutor legal. Pudiendo afirmar que nueve de cada diez mujeres de 16 y 17 años acceden al aborto con el conocimiento de sus tutores legales.  Más de un 87%
 
•    La situación de la chica que acude sola a interrumpir su embarazo, o está emancipada, casada, con pareja de hecho, ya es madre...o no puede acudir a ninguno de sus progenitores bien por razones ideológicas, morales, religiosas, penales, relativas a la salud parental, desentendimiento del problema ...o  por su propia seguridad, porque la respuesta previsible de algunos padres al conocer la situación de embarazo de sus hijas, es acudir a la violencia como primera vía de acercamiento al problema.
 
•    En su mayoría, las mujeres han alegado razones de: Desamparo familiar, familias desestructuradas, progenitores en prisión, riesgo de sufrir malos tratos, enfermedad paterna/materna invalidante, etc.
 
•    La mayor parte de las menores de 16 y 17 años siguen confiando en sus padres o tutores legales.
 

Según estos datos, la intención del gobierno de obligar a todas las menores sin excepción a presentar la autorización de sus progenitores para poder acceder al aborto. Sería  convertir una situación que es excepcional en norma legal. Además cuanto más precarias son las condiciones sociales y económicas de las mujeres jóvenes menos atención prestan a la anticoncepción y más probabilidades tienen de quedarse embarazadas, por lo que serían mucho más necesarias estrategias de atención específicas sobre este colectivo de menores en riesgo social y económico que reglamentaciones que precaricen aún más su situación. Entre otras razones porque de quedarse embarazadas y continuar, sin ellas decidirlo, con su embarazo profundizará más su precaria situación socioeconómica y de manera casi inevitable estarán en desventaja vital.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Su email no sera publicado. *