Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra aviso legal.

Bienvenido a la Web de Serginemédica

Teléfono : 915 179 670
  Móvil : 620 91 68 65
  Urgencias : 606 35 96 79

Diez consejos para mejorar tu salud sexual en el 2015

consejos sexuales

Diez consejos para mejorar tu salud sexual en el 2015

1. Conócete y quiérete. Mejorar la autoestima debe ser un objetivo prioritario para ti en el 2015. Si cumples esto, verás como todo lo demás viene sólo. ¡Qué fácil es decirlo y qué difícil es hacerlo! La sexualidad también es conocer, aceptar y querer tu cuerpo, tenerte en estima. Mira y mima todo tu cuerpo ante el espejo. Prueba a hacerte con un espéculo y observar esa parte que tienes tan olvidada, tus genitales. ¡También son bonitos! Ponte delante del espejo y repite en alto afirmaciones positivas sobre tu belleza. Si eres consciente de lo positivo de tu cuerpo, te será más difícil maltratarlo con relaciones insanas y le llenarás de placer, sexo responsable, libre y consciente.

2. Mastúrbate, a solas o en compañía. La masturbación ayuda a conocerse mejor y el placer siempre mejora nuestra felicidad.

3. Reserva tiempo para el sexo. Tanto si tienes pareja como si no, a veces el estrés es nuestro principal enemigo. Da igual si la excusa es el trabajo, los/as hijos/as o cualquier otra ocupación. A menudo pensamos que tiene que surgir y no es así. Marca en tu agenda al menos una vez a la semana para dedicarte a ti misma/o. Un baño relajante, unas velitas. Verás cómo centrarte en tu cuerpo y en ese aroma que tanto te gusta facilita las cosas.

4. Lee un relato erótico. Diversas editoriales ofrecen colecciones muy interesantes de contenido erótico. Os recomendamos un libro antiguo pero muy útil, “Mi jardín secreto”, de Nancy Friday. En él,  mujeres corrientes nos cuentan sus fantasías. Además te ayudará a dejar de sentirte culpable por fantasear sobre todo tipo de cuestiones.

5. Prueba a ver una película de contenido erótico. Ya queda para el gusto de cada cual si quiere llegar a la pornografía o no (internet ofrece posibilidades para todos los gustos). Se trata de obsequiar a la vista con una aventura que abra las puertas a la fantasía.

6. Protégete, el sexo seguro no sólo previene embarazos sino el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Recuerda usar métodos anticonceptivos.

7. Cuida tu higiene íntima. No estamos dudando de que te duches todos los días, suele ser incluso al contrario. La vagina, por ejemplo, tiene su propio sistema de “autolavado”. Cuando nos obsesionamos pensando que huele mal y usamos jabones con perfumes y químicos y nos hacemos lavados internos, al final la estamos maltratando. Lavarnos una vez al día con una gota de jabón de ph neutro sin parabenes será suficiente. Cada cual tiene su olor propio, es natural. Un olor más fuerte puede indicar infección. En ese caso, consulta a tu médico/a.

8. Fortalece tu suelo pélvico. La musculatura pubo-coxígea (del pubis al coxis) sujeta muchos de nuestros órganos internos: útero, vagina, etc.  Trabajar nuestra pelvis previene las pérdidas de orina, el prolapso uterino, los dolores en el parto (para las que quieran ser madres) e incluso permite controlar nuestros espasmos en el  orgasmo para que dure más y (si es con pareja) contraer más el orificio vaginal. Puedes optar por hacer los ejercicios de Kegel,  apretando tú  misma esos músculos (recuerda nunca hacerlos conteniendo la orina, puede crear infecciones). Más adelante puedes comprar unas bolas chinas. Al principio úsalas sólo media hora y nunca más de cuatro horas. Como con cualquier músculo, estás haciendo gimnasia, no los fuerces…

9. Prueba un juguete erótico. Sí, un juguete erótico. Hay artículos de todo tipo, vibradores, dildos, masajeadores… La mera experiencia de ir a una tienda ya puede ser estimulante en sí. Ya pasó la época en la que los juguetes se llamaban consoladores. ¿Consolarse? ¿De qué? Puede ser que tengas pareja o no, pero son auténticos “disfrutadores”, para mujeres y para hombres. Sus diferentes velocidades, ritmos, texturas, tamaños, para penetración o para clítoris o simplemente para pegarnos un baño y acariciarnos con cremas, olores y sabores…hacen que merezca la pena acercarnos al menos una vez a ese mundo.

10. Introduce en tu vida sexual un juego nuevo. Es cierto que este punto está más dedicado a personas que tengan pareja, pero si no, también puedes tomar nota. Cambia el lugar donde sueles encontrarte con la otra persona.  Usad el móvil para enviar mensajes de contenido erótico.  Probad nuevas formas de besar. ¿Qué tal fabricar una chequera con regalos en forma de encuentros eróticos? Vendaros los ojos y pasar una pluma por todo vuestro cuerpo. Podéis comprar un juego erótico o fabricar uno propio con un dado de posturas y partes del cuerpo. Para encontrar hasta 365 ideas (una para cada día del próximo año que comienza), os recomiendo el libro de Sylvia de Béjar Deseo. ¡Y ya sí que no podéis poner excusas!

0 Comentarios

Dejar un comentario

Su email no sera publicado. *