Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra aviso legal.

Bienvenido a la Web de Serginemédica

Teléfono : 915 179 670
  Móvil : 620 91 68 65
  Urgencias : 606 35 96 79

Detectan posibles causas de la ineficacia en las vacunas contra el VIH

vih

Detectan posibles causas de la ineficacia en las vacunas contra el VIH

Encontrar una vacuna eficiente contra el VIH sigue siendo el Santo Grial para investigadores de todo el mundo. A pesar de los años de estudio e inversiones millonarias, es todavía un objetivo por alcanzar puesto que el mayor logro conseguido en un ensayo ha sido una protección del 30% en algunos grupos de población, lo que resulta insuficiente para los mínimos exigibles antes de darle un uso clínico generalizado.

Ahora, un reciente estudio llevado a cabo por científicos de Oregon Health & Science University,  publicado en Nature Medicine, da luz sobre cuáles son los motivos por los que aún no se ha encontrado la fórmula para bloquear el virus sin que suponga riesgo para los humanos.

Tradicionalmente han existido dos métodos para crear vacunas con las que combatir enfermedades infecciosas. Por un lado, utilizar una cepa viva, caso en el que no es lo suficientemente potente como activar el sistema inmune y luchar así contra la enfermedad. Y por otro lado, hacer uso de una forma muerta de la enfermedad de tal forma que se pueda introducir de forma segura para educar y preparar al cuerpo de una posible invasión futura.

En el caso del VIH se han probado los dos métodos pero ninguno ha obtenido resultados satisfactorios. Según los científicos, el problema está en que no existe un virus lo suficientemente debilitado como para no ser peligroso y en el caso de inyectar sólo proteínas al virus, la respuesta es insuficiente.

Para Louis Picker, director asociado de la vacuna contra la OHSU y del Gene Therapy Institute, por el momento es “demasiado peligroso para el uso clínico la vacuna atenuada que nos permita diseñar una vacuna eficaz y segura”.

Dónde hay posibles soluciones

Esta nueva investigación que ha contado con fondos de la Fundación Bill & Melinda Gates, concluye, por lo tanto, que una vacuna eficaz contra el VIH podría tener que permanecer en el cuerpo para ser del todo eficaz. Los investigadores del estudio creen que el citomegalovirus (CMV) podría ser un posible candidato.

Se trata de un microorganismo inocuo para las personas que no poseen el virus y produce una respuesta inmunitaria sostenida. Es, en definitiva, un virus persistente que padece la mayoría de la gente, que causa pocos o ningún síntoma, y que sin embargo estimula respuestas celulares muy potentes que se mantienen de por vida.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Su email no sera publicado. *