Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra aviso legal.

Bienvenido a la Web de Serginemédica

Teléfono : 915 179 670
  Móvil : 620 91 68 65
  Urgencias : 606 35 96 79

Autoconocimiento Personal: Relaciones anatómicas entre la vagina y la vulva

Autoconocimiento Personal: Relaciones anatómicas entre la vagina y la vulva

Es importante que cada mujer conozca adecuadamente la anatómía y fisiología de sus genitales externos e internos para entender su sexualidad como también sus funciones reproductivas.

Por definición se entiende que la sexualidad es el conjunto de características físicas y psicológicas de cada sexo, además de los componentes y actividades relacionadas al placer sexual.

LA VULVA

Esta constituida por todos los órganos del aparato genital femenino ubicados en el periné anterior y son de visibilidad fácil.

Empezando por el monte de Venus, prominencia de grasa ubicada por encima de la sínfisis mayores que a su vez rodean a los labios menores, que se encuentran hacia el interior de la vulva.

Los labios mayores se unen en la parte anterior formando el prepucio del clítoris y hacia la parte posterior formando la horquilla de la vagina.

El clítoris es un órgano eréctil ubicado en el borde inferior de la sínfisis del pubis. Tiene cuerpos cavernosos que le permiten llenarse de sangre en el momento de la excitación sexual, por lo que aumenta de tamaño. Es el órgano del placer sexual por excelencia ya que contiene terminaciones nerviosas que hacen que tengan un alta sensibilidad del tacto.

El meato uretral se encuentra aproximadamente a dos centímetros debajo del clítoris.

Por debajo del meato uretral está el vestíbulo de la vagina, donde se pueden observar las glándulas de Skene ubicadas a ambos lados del meato uretral y dos glándulas de Bartholino, se encuentran aproximadamente en nivel tercio del conducto vaginal.

El Himen, es una estructura cutáneo mucosa, separa el vestíbulo vaginal del conducto vaginal. En muchas ocasiones tampoco se produce sangrado durante la primera relación sexual.

Los labios menores son estructuras que contiene grandes cantidades de glándulas labiales y junto con las glándulas de Skene y de Bartholino ayudan a la lubricación  de los genitales femeninos durante el acto sexual.

Olor de la vulva

La liberación de estas secreciones le da a la vulva un olor propio que no es desagradable 

Al igual que cualquier órgano de la anatomía pueden sufrir infecciones, tumores, inflamaciones que ocasionan en muchos casos dolor llamado vulvodinea cuyo tratamiento depende de la causa.

Cuidados en la vulva

Probablemente esta es la fuente de mayor preocupación en las mujeres porque al encontrarse en el exterior corre riesgos de sufrir infecciones e  irritaciones vulvares.

* Recomendamos: 

  • Cuidar tu higiene íntima
  • Usar bragas de algodón para evitar la sudoración
  • Si depilas la zona vulvar ten en cuenta que puedes tener infecciones tanto en la piel de la vulva como en los folículos pilosos.
  • Lavar la zona después del coito
  • Acudir al ginecólogo ante cualquier sospecha de infección o problema inflamatorio, será el médico quien descarte posibles problemas en esta zona tan íntima y que merece mucho cuidado.

Genitales Internos 

Están formados por la vagina, el útero, las trompas de Falopio y los ovarios

La vagina: Es un órgano genital interno muy importante en la mujer, porque cumple dos funciones: sexual y reproductora

Es un órgano músculo membranoso de aproximadamente 10 cm. Después de atravesar el suelo pélvico se abre al vestíbulo en los labios menores. A nivel del cuello del útero tiene prolongaciones llamadas: fondos de saco por lo que en la parte posterior es más larga que en la anterior.

La vagina de la mujer es elástica y de musculatura potente porque debe adecuarse al órgano sexual masculino y al mecanismo del parto al finalizar el embarazo.

Por delante de la vagina esta la vejiga y por detrás está el recto.

El pH de la vagina normalmente está entre 4 y 4,5 que la protege de infecciones vaginales. Su flora es específica para crear este nivel de pH, contiene Lactobacilus acidophilus, una bacteria que produce ácido láctico a partir del glucógeno de las células mucosas de la vagina, evitando así la colonización por gérmenes patógenos.

Cuando el pH de la vagina se altera por diversas causas; como la toma de antibióticos, el embarazo, los anticonceptivos, las relaciones sexuales, enfermedades metabólicas como diabetes mellitus, etc.  Se producen infecciones en la vagina ocasionadas por bacterias, parásitos, hongos o virus patógenos. Esto se llama vaginitis y requiere evaluación y tratamiento por el ginecólogo. De echo una de las causas de mayor consulta ginecológica son las infecciones vaginales, en especial por hongos y por bacterias 

Los síntomas típicos de las infecciones vaginales son:

  • Mal olor (olor a lejía, pescado o marisco)
  • Picor y escozor vaginal
  • Flujo vaginal cuyo color varía dependiendo del germen que la infecta.

Por eso es muy importante seguir estas recomendaciones:

Acudas a tu ginecólogo por lo menos una vez al año.

Hazte una citología cada año

Vacunarte contra el virus del papiloma humano (HPV)

Aliméntate adecuadamente que contenga vitaminas y proteínas, menos ingesta de hidratos de carbono.

Los genitales externos y la vagina cumplen una función reproductiva esencial en la mujer,  además de ser los órganos claves para su satisfacción sexual. Cuídala y dale la importancia que se merece,  acude a tus revisiones médicas periódicamente y cuida tu aseo personal íntimo.

1 Comentarios

Dejar un comentario

Su email no sera publicado. *