Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra aviso legal.

Bienvenido a la Web de Serginemédica

Teléfono : 915 179 670
  Móvil : 620 91 68 65
  Urgencias : 606 35 96 79

8 mitos sobre el VIH

Mitos sobre el VIH

8 mitos sobre el VIH

1.El VIH se contagia por cualquier contacto físico

Falso. No se debe discriminar a las personas con VIH negándoles besos, abrazos u otro tipo de contacto por miedo a contraer VIH/ SIDA. El VIH se transmite por fluidos como la sangre, el flujo vaginal, el semen y la leche materna. Así pues las únicas prácticas de riesgo son las relaciones sexuales sin protección, compartir jeringuillas, las transfusiones de sangre contaminadas (cada vez menos habituales) y el contagio de la madre biológica al bebé.

2. El VIH solo se transmite entre hombres gays

Falso. No hay grupos de riesgo sino prácticas de riesgo. De hecho, debido a todas las campañas de sensibilización que se dirigen específicamente a homosexuales, este grupo está especialmente concienciado y ha reducido significativamente el número de personas infectadas. Recordemos que una de las prácticas de mayor riesgo, el sexo anal, no es exclusivamente homosexual y que los hombres también pueden contagiar a las mujeres, especialmente si se producen fisuras.

3. El VIH solo se contagia entre personas promiscuas

Falso. Cualquier persona puede contagiarse del VIH si mantiene relaciones sexuales sin métodos de barrera. Además existen otras vías de contagio que no son las relaciones sexuales. Una sola práctica de riesgo ya puede suponer contagio.

4. Hay que esperar 6 meses para saber si hay infección por VIH

Falso. Antiguamente esto era cierto, pero con las pruebas actuales es mejor acudir inmediatamente ante cualquier sospecha. Existen pruebas rápidas en 30 minutos cuyo resultado negativo no necesita confirmación. Un resultado positivo sí tiene que ser confirmado. En cualquier caso, las pruebas Elisa de última generación tienen un periodo ventana muy breve. Además se puede aplicar profilaxis post-exposición dentro de las 72 horas siguientes a la práctica de riesgo (antirretrovirales durante cuatro semanas). Así pues, es de vital importancia para impedir el desarrollo del SIDA o de enfermedades oportunistas realizarse las pruebas cuanto antes.

5. Las personas con VIH no pueden tener vida sexual

Falso. Siempre que se tomen medidas de prevención (métodos de barrera como el preservativo y realizar prácticas que no son de riesgo), la sexualidad puede ser tan plena como la de una persona sin VIH.
También existen los tratamientos pre-exposición, para lo que es mejor el asesoramiento médico. Estos no pueden utilizarse tan a menudo como los métodos de barrera. Se suelen recomendar para relaciones estables, personas diariamente expuestas al virus o profesionales en contacto directo con esta infección/ enfermedad de transmisión sexual.

6. Las personas con VIH no pueden tener descendencia

Falso. Para las mujeres existen fármacos antirretrovirales especiales para bloquear el contagio al bebé y protocolos especiales de cuidados (el VIH también se contagia por la leche materna). Los hombres tienen la posibilidad de efectuar un “lavado de esperma”.

7. El VIH no se transmite entre jóvenes y mayores

La edad media de personas recién diagnosticadas en España son los 36 años, siendo la edad de infección los 33 años. En 2015, un 14,4% de nuevos casos tenían más de 50 años, casi duplicando el 7,7 % alcanzado en 2014. Existe un número significativo de  casos de menos de 20 años y mayores de 50 años.

8.    El VIH es mortal

Falso. El virus de inmunodeficiencia adquirida no implica desarrollar la enfermedad del SID. En la actualidad los modernos antirretrovirales hacen que la esperanza de vida de una persona con VIH sea muy similar a la de una sin el virus. Los efectos secundarios de los tratamientos son mucho menores que los de los primeros antirretrovirales y ha bajado el número de fármacos, por lo que una persona puede tener una mayor calidad de vida.

ONUSIDA, el programa de la ONU para el VIH/ SIDA, estableció en 2014 los objetivos 90-90-90. Estos pretenden alcanzar que el 90% de las personas con VIH sean diagnosticadas, que el 90% reciban antirretrovirales y que el 90% logren supresión viral en el 2020.

Nuestro país se acerca a los objetivos: se estima que un 82% de la población con el virus ya ha sido diagnosticada, que el 92% ha recibido tratamiento antirretroviral y que el 88% está alcanzando la supresión viral.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Su email no sera publicado. *